24h de Aikido, 6 de Junio de 1998

¡Lo hemos conseguido! Bajo un sol de fuego a 38 grados centígrados y un tatami tan caliente que hasta el atardecer ni siquiera se podía pisar, 18 de los 24 compañeros que comenzamos, conseguimos terminar las 24 horas ininterrumpidas de Aikido.

La tarea no fue fácil, pero ha merecido la pena, por eso de este escrito para dejar constancia de que se puede hacer y aún mucho más, si uno se lo propone con el suficiente interés.

Hace años nos propusimos intentar un entrenamiento de 24h seguidas, pero nos pareció algo imposible de realizar así que decidimos dejarlo en 12 y si todo iba bien poco a poco ir subiendo. Recuerdo que el día de antes estaba asustado, muy animado pero asustado, no tenia ninguna referencia y me sentía con esa sensación del que no sabes lo va a pasar, ¿podremos aguantar? Y si yo que soy el profesor no puedo más ¿qué sucederá? ¿Seguirán ellos, lo dejaran? ¿Merece la pena tanto esfuerzo? ¿Por qué hago esto en realidad? Estas y otras muchas preguntas no me dejaron dormir placidamente la noche anterior y puedo aseguraros que durante las horas de entrenamiento 1.000 10.0000 preguntas más fueron cruzándose por mi interior y sinceramente tengo que decir que no para todas encontré una respuesta satisfactoria, pero cuando terminamos, cuando se cumplieron esas 12 h con sus interminables 720 m i n u t o s algo te llena por dentro y te dices ha merecido la pena LO HEMOS CONSEGUIDO.

Javier de María Ortiz

Dieta para los 24 horas de aikido: Documento dieta-24h-aikido.doc